Directo

Canciones

  1. 01. Manifesta deprimente
  2. 02. Pan de higo
  3. 03. El asa del cubo
  4. 04. ¿Qué me das?
  5. 05. Cosita
  6. 06. …Y dale!
  7. 07. Obstáculo impertinente
  8. 08. Flojos de pantalón
  9. 09. Voluntad pasiva
  10. 10. Sorprendente
  11. 11. …Qué desilusión!
  12. 12. Por meter entre mis cosas la nariz
  13. 13. Jugar al gua
  14. 14. Agradecido
  15. 15. Navegando
  16. 16. Del Pulmón!
  17. 17. Loco por incordiar

Créditos

Grabado en la sala ‘Jácara’ de Madrid, el día 31 de octubre de 1989 con la unidad movil de ‘Advision Studios’ (Londres).

Ingenieros de grabación Peter Craigie y Javier Casado. Ayudante de grabación Gary Stwart.
Mezclado en ‘Advision Studios’ (Londres) Noviembre 1989.
Ingenieros de Mezclas Peter Craigie y Tino Azores.
Asistentes de producción Dominic Mark Gibson y D’Romy Ledo.

Voz y guitarra: Rosendo Mercado
Batería y coros: Miguel A. Jiménez
Bajo y coros: Rafa J. Vegas
Teclado y coros: Gustavo Di Nobile.

Productor ejecutivo Paco Martín.

Fotos: Mario Larrode.
Diseño: Estudio Pedro Delgado.

Producción realizada y dirigida por Tino Azores (Producciones Twins S.A.).

Manager: Rock Conexion.

V 6T0571 / CD 9031763062

Letras

Manifesta deprimente

Inmerso en el silencio
afila sus colmillos,
no tiene porvenir;
prepara la venganza
sin darse por vencido,
vive fuera de sí.

Agresividad manifiesta,
sacar partido deprimente,
nunca se sabe quién ha sido
y está vendido el oponente

Rompiendo con la pana
en claves diferentes,
vamos a acabar mal,
las tres de la mañana,
chicha en el bar de enfrente,
ganas de molestar.

Agresividad manifiesta,
sacar partido deprimente,
nunca se sabe quién ha sido
y está vendido el oponente
rompiendo con la pana
en claves diferentes.

Pan de higo

Voy a ser el un chico inteligente
y ya no me la van a dar
nunca más;
voy a ser un poco impertinente
y a caer un poco mal
sin faltar.

Voy a ser el enemigo
disparando pan de higo
ojo no te vaya a dar.

Viviré como desplante,
apretando y to’ p’alante,
no se me podrá aguantar.

Vaya risa que me dan
piensan que estoy anormal
pero mira que fatalidad:
un, dos, tres… y ya no están.

Voy a sonreír intermitente
y a pedir un poco más
siempre más;
voy a interrumpir constantemente
y se me tiene que notar
mucho más.

Voy a ser el enemigo
disparando pan de higo
ojo no te vaya a dar.

Viviré como desplante
apretando y to’ p’alante,
no se me podrá aguantar.
Vaya risa que me dan
piensan que estoy anormal
pero mira que fatalidad:
un, dos, tres…y ya no están.

El asa del cubo

¡Mira qué bien!
estacionar en el arcén
¡Mira qué bien!
tener siempre nada que hacer
¡Mira qué bien!
si tienes prisa que te den
¡Mira qué bien!
siempre giñando y sin papel
¡Mira qué bien!…

¿Cómo lo ves?
nunca tener que decidir
¿Cómo lo ves?
dentro de tu caparazón
¿Cómo lo ves?
no tener nada que decir
¿Cómo lo ves?…
Pero lo tienes claro,
como un juego de manos
El asa del cubo, si bajas subo
y te regalo una canción
para ganarme tu atención…

¿Quién eres tú?,
sabes hacértelo muy bien
¿Quién eres tú?,
motivo de conversación
¿Quién eres tú?,
siempre jugándote la piel
¿Quién eres tú?,
alguien te va a decir que no
¿Quién eres tú?…

Soy un ladrón
que no se deja ver venir
Soy un ladrón
que no trabaja de salón
Soy un ladrón
que quiere hacerte sonreír
Soy un ladrón
que viene a darte la razón
Soy un ladrón…

Pero lo tienes claro,
como un juego de manos
El asa del cubo, si bajas subo
y te regalo una canción
dentro de tu caparazón,
una canción
¿No se te parte el corazón?,
una canción
Pero lo tienes claro,
como un juego de manos

El asa del cubo, si bajas subo
y te regalo una canción
motivo de conversación, una canción
que viene a darte la razón, canción.

¿Qué me das?

 

¿Qué me das? perdí la cuenta
no me supe controlar
si no sabes te lo inventas
yo voy a pedirte más;
y esperas que te lo diga
no sabes cómo parar.

¿Dónde está tu don de gentes,
tu fama de manejar?,
ahora que no estás enfrente
…¿Qué me das?

Ya me voy, mañana vuelvo
necesito descansar;
si por nada me entretengo
luego he de sentirme mal

Y dejas que me despida
no me quieres aguantar
Ya me voy…
¿Qué me das?

Cosita

Pasa la consulta hasta las dos
la prima Elena,
en la camilla o de farol
te pone en vena,
una novena a san Andrés
le trae la suerte
y sin parársele los pies
me sigue a muerte.

Sabe sacar el jugo de un terrón
vaya chiquilla
haciendo maravillas
la prima Elena.

Dice que ha pasado la inspección
La prima Elena
y se mantiene con un pie
sobre la arena
Baja o sube el precio del caché,
es consecuente
y se perfuma el camisón
la muy decente

Me pone se quita
me dice “cosita”
y a veces se excita
la prima Elena.

Sabe sacar el jugo de un terrón
vaya chiquilla
haciendo maravillas
la prima Elena.

…Y dale!

No hay razón
por la que siendo un bribón
tengas que hacer de payaso,
no hay sitio que controles mejor
que lo que abarcan tus brazos.

No hay por qué
sacar del tiesto los pies
para montar el sombrajo;
no hay tiempo de contar hasta diez
cuando se viene de paso.

No hay razón
para cambiar de opinión
cuando se rompe en pedazos;
no hay sitio a la reconciliación
en el mejor de los casos.

No hay por qué
hacer un acto de fe
cuando se tiene un fracaso;
no hay tiempo que se deba perder
justificando un retraso.

Ponte pues en marcha y dale color
Qué se oxida!
Ponte pues en marcha y dale calor
Qué se enfría!

Obstáculo impertinente

Combinado de ingredientes
sinuosos de aventuras,
de las sobras continente,
reflejos de la locura

Coloreando el ambiente
suelen estar siempre en medio
sugiriéndote alicientes
que acabarán con el tedio,
prueba de contribución
de un habitante sin duda
depositada al montón
sin reparar en la altura.

De sabores insufribles,
obstáculo impertinente,
consecuencia imprescindible
del consumo omnipotente.

Hasta que llega, nocturno,
sin demasiada ternura,
y los engulle uno a uno
el camión de la basura.

Flojos de pantalón

Surge la escena en un salón,
niñas en promoción,
momias poniendo precio,
ambigüedad.

Alguien va presumiendo discreción
flojos de pantalón
líderes del diseño
novedad.

Son la musa que inspira la ambición,
sueño de libertad,
noches al pie del cañón,
fuerza de voluntad.

Es una tribu de ficción
síndrome de bufón
héroes de novelista berbiquí;
provocando desprecio y reacción
lucen su condición
dueños del desparpajo
frenesí.

Son la musa que inspira la ambición,
sueño de libertad,
noches al pie del cañón,
fuerza de voluntad.

Y tú mientras asumiendo,<brrebuscando,
renegando de tu tiempo.

Voluntad pasiva

Se que me van a buscar las cosquillas;
me moveré con toda precaución.

Aunque la fuerza quedó en la saliva
tumbado en el sofá, viendo televisión,
la voluntad pasiva hace rutina en mí
tumbado en el sofá.

Hoy se me ha vuelto a olvidar la pastilla,
seguro que hago mal la digestión,
hoy no me puedo poner a hacer millas,
tumbado en el sofá.

Sorprendente

Qué es tu obsesión permanente,
qué es lo que quieres conseguir,
qué es lo que carga el ambiente
dime, qué puedo hacer por ti.

Me observas indiferente
y sabes mucho ya de mí.
Has visto que soy prudente
dime, qué puedo hacer por ti.

Soy bastante deficiente,
me gustaría ser feliz.
No tengo cuenta corriente
dime, que puedo hacer por ti.

Alguna vez, ¡sorprendente!,
Sé que has confiado en mí,
si no he sido suficiente…
dime, qué puedo hacer por ti.

…Qué desilusión!

Sé que no estoy en mi juicio
y que me falta inspiración,
todo me saca que quicio
¡Qué desilusión!

Odio salir a la calle
hiede la televisión,
el rock & roll es un arte
¡Qué desilusión!

Es solo una canción
y me siento mejor.

Soy compañero de nadie
y viajo solo en mi vagón,
no encuentro un soplo de aire
¡Qué desilusión!

Soy pregonero del negro
y tengo en cama la opinión,
Sé que no existe el infierno
¡Qué desilusión!

Es solo una canción
y me siento mejor.

Por meter entre mis cosas la nariz

Estás aquí, no me vas a entretener
encontré mi medio de locomoción;
tanta la cerveza que bebí
que perdí todo el respeto a la lección.

Oigo ladrar, mas no pases por aquí,
frenaré con cuatro acordes la agresión,
otra vez cenaremos R&R
pero no maldeciré mi decisión

Y yo sé que esta noche
no me vas a encontrar,
no vas a hacerme mal,
no me conoces, no me conoces.

Duelo por ti, que no sabes dónde vas
por meter entre mis cosas la nariz.

Estás tan lejos de acertar
que prefiero no tenerte junto a mí.

Y yo sé que esta noche
no me vas a encontrar,
no vas a hacerme mal,
no me conoces, no me conoces.

Jugar al gua

Tu palabra me ha de bastar,
que sencillo;
si vas aguanta que voy
y espero en el portal,
pero también resulta que soy
comedido,
que no consigo vencer
tanta curiosidad.

Y tu sonrisa te volvió a delatar
animal, animal,
matar el vicio no permite
jugar al gua.

Si la consigna es todo va bien
rompan filas,
que no se altere el ganao
que no falte de na’

Pero por nada puedo hacer
que estoy contigo
y debo reconocer
que no te quiero mal.

Y tu sonrisa te volvió a delatar
animal, animal,
matar el vicio no permite
jugar al gua.

Agradecido

Déjame que pose para ti,
eres tú mi artista preferido,
déjame tenerte junto a mi
prometo estarte agradecido;

si fuera yo capaz de conseguir
tenerte alguna vez entretenido,
hacerte por lo menos sonreír;
prometo estarte agradecido.

No te lo pienses más,
baja la guardia y mira atrás,
nadie te va a alcanzar
no tienes rival.

Me paso el tiempo viéndote venir
y pasas a mi lado distraido
si dejas que camine tras de ti
prometo estarte agradecido.

Te tengo tantas cosas que decir
y tú como si no fuera contigo
la historia se repite y aún así
prometo estarte agradecido.

No te lo pienses más,
baja la guardia y mira atrás,
nadie te va a alcanzar
no tienes rival.

Navegando

Es cosa corriente
sentirse diferente
y entrar en ambiente
navegando a muerte.

Creyéndote muy fuerte,
estás tan despistado,
sintiéndote valiente,
navegando a muerte.

Verás como naufragas
en la barra de algún bar.

Tan pronto te instales
sabrás que ya no vales
y entonces te sientes
navegando a muerte.

La dosis suplente
rebosa el recipiente.
Borrachera, ¿quién miente?
Navegando a muerte

Verás como naufragas
en la barra de algún bar.

Del Pulmón!

Con poco más
de lo que tienes
y algo que te ponga yo,
compras la sal
y luego vienes
y me pagas el favor.

Vienes y vas
y te entretienes,
yo fumándome un cartón,
bailas al son
que te conviene
y yo me enfermo del pulmón.

Que desastre somos dos
uno quiere y otro no.

Loco por incordiar

Voy a aspirante a debutante
y no doy más,
llegará mi oportunidad.

Paso un mal rato haciendo el pato
y sin hablar,
llegará mi oportunidad.

Y estoy aquí loco por incordiar.

Es importante que me plante
sin jugar,
llegará mi oportunidad.
pongo un zapato sobre el plato
y a escuchar,
llegará mi oportunidad.

Y estoy aquí loco por incordiar.

Es fascinante por delante
y por detrás.
llegará mi oportunidad;
pero es ingrato y tengo flato
de esperar,
llegará mi oportunidad.

Y estoy aquí loco por incordiar.